Dizzinness Handicap Inventory

En 1990, los estadounidenses Jacobson y Newman publicaron el Inventario de Discapacidad por Mareo o Dizziness Handicap Inventory (DHI) [1]. Es un autocuestionario (lo rellena el paciente) aprobado por la OMS (2001) para proporcionar un marco unificado para la clasificación de las consecuencias de la enfermedad (CIF) y es el más usado a nivel mundial para el mareo.

El mareo es un síntoma subjetivo y la mejor manera de objetivarlo es midiendo el nivel de discapacidad, desde la perspectiva del paciente, con un cuestionario validado. Numerosos estudios han probado la validez y confiabilidad estadística del DHI en pacientes con sensación de mareo o desequilibrio. Ha sido traducida y validada en numerosos idiomas:

Italia (Tesio 1999), Brasil (Castro, 2003), Suecia (Jarlsäter 2003), Japón (Kanako 2004), Francia (Nyabenda 2004), China (Poon 2004), Holanda (Vereeck 2007), Noruega (Tamber 2009), Alemania (Kurre 2009)…

La versión en español válida es la de Pérez (2000), aunque no es la única en castellano, ya que existen versiones con validación transcultural para México (2004), Colombia (2009), Chile (2011), Argentina (2011)… [2,3,4,5]

El DHI es una herramienta propuesta para cuantificar el impacto del mareo en las actividades de la vida diaria. Las preguntas se elaboraron originariamente de historias clínicas de pacientes con vértigo [1]. El test consta de 25 preguntas. Cada una de ellas tiene tres opciones de respuesta con la siguiente puntuación:

tabla3

La máxima puntuación son 100 puntos, por tanto ya refleja el porcentaje. El tiempo medio de cumplimentación es de unos 10 minutos.

El DHI es una escala multifactorial: evalúa factores Emocionales [E], Funcionales [F] y físicos [Fi] y están perfectamente diferenciados para un mejor abordaje multidisciplinar: fisioterapia, psicología o terapia ocupacional, de tal manera que pueda expresarse la puntuación de cada uno de los aspectos.

DHI tabla0

DHI tabla1

 

Existe una versión reducida (Tesio 1999), el DHI-S (short form) consta de 13 preguntas con dos posibilidades de respuesta que puntúan 1 o 0. Al contrario que en la versión larga, cuántos más puntos, mayor discapacidad. La máxima puntuación (13 puntos) indica no discapacidad, y la mínima puntuación (0 puntos) indica la máxima discapacidad. La escala reducida ha sido validada y ha mostrado buenas propiedades psicométricas, reduciendo los ítems que eran repetitivos y manteniendo los ítems relacionados con movimientos ojo/cabeza, actividades corporales y estado de ánimo. [6,7]

P1, F3, F5, F7, P11, F12, P13, F16, P17, F19, E20, E23, P25

 

Propiedades métricas y de validación

El mareo es un síntoma multicausal y de alta prevalencia (el 4º motivo de consulta para médicos generalistas en mujeres y la 7º en hombres). El DHI ha sido estudiado en multitud de condiciones:

  • Trastornos Vestibulares – VPPB (Ceballos et al 2004)
  • Esclerosis Múltiple (Cattaneo et al 2007)
  • Lesión cerebral (Kaufman et al 2005)
  • Latigazo cervical (Treleaven et al 2005) [8]
  • Desordenes de ansiedad (Stabb et al 2004)
  • Geritria (Whitney et al 1999)
  • Neuroma Acústico (Pérez et al 2001)

La validez interna ha sido estudiada también en español (Pérez 2001) con una consistencia interna alta (α= 0.72 – 0.89) tanto para la escala total como para las subescalas.

El Cambio Mínimo Detectable es de al menos 10% para considerarse clínicamente relevante:

  •  Para Esclerosis Múltiple = 22.50 puntos
  • Para patología vestibular (central y periférico) = 17,18 puntos

Diferencia Mínima Clínicamente Importante: 18 puntos (4 puntos en el DHI-S)

Excelente Fiabilidad test-retest (r = 0,92 – 0,97)

El DHI tiene un efecto techo y efecto suelo mínimos (efecto techo de 1,9% para Esclerosis Múltiple).

 

 Inventario de Discapacidad por Mareo

 

Referencias:

1. JACOBSON GARY, NEWMAN GARY. The development of the Dizziness Handicap Inventory. Arch Otolaryngol Head Neck Sur (1990)

2. Peña A. Homologación lingüística nacional del Dizzinness Handicap Inventory (test de discapacidad vestibular). Revista de otorrinolaring. Cir. Cabeza cuello (2011)

3. Walteros D, Bernal E, Pineda AM, Oliveros JC, Sastoque A. Validez y confiabilidad del DHI versión colombiana. Fonoaudiología Iberoamaericana. 2009

4. Caldara B,  Asenzo A, Brusotti G, Ferreri  E, Gomez R,  Laiz M, Luques M,  Mangoni A, Marazzi C y cols. Adaptación cultural y validación del Dizziness Handicap Inventory, versión Argentina. Acta Otorrinolaringológica Española. 2006

5. Ceballos R, VARGAS A. Aplicación y utilidad del Dizziness Handicap Inventory en pacientes con vértigo del Servicio de Otorrinolaringología del Hospital de Especialidades del Centro Médico Nacional Siglo XXI. An Med Asoc Med Hosp ABC 2004

6. Tesio L, Alpini D, Cesarani A, Perucca L. Short Form Of The Dizziness Handicap Inventory: Construction and Validation Through Rasch Analysis. American Journal of Physical Medicine & Rehabilitation. 1999

7. Jacobson, GP, Calder JH. A screening version of the Dizziness Handicap Inventory (DHI-S). The American Journal of Otology.1998

8. Treleaven J. Dizziness Handicap Inventory (DHI). Clinimetrics. Australian Journal of Physiotherapy 2006

The following two tabs change content below.
Fisioterapeuta. Especialista en Terapia Manual

Latest posts by Rubén Tovar (see all)


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>